Traducción: Encontrar comunidad en línea: Estudio pone de relieve el papel de Internet en la promoción vocacional

Haga clic aquí para ver la versión original en inglés.

Traducción proporcionada por Sarai Melendez.

Sor Mary Esther Downey no creció cerca de hermanas Católicas, por lo que su temprana exposición a las comunidades religiosas en línea jugó una parte importante en su proceso de discernimiento. Ahora 28, la nativa de Iowa es una Hermana Dominicana de María, madre de la Eucaristía enseñando teología en preparatorias en Peoria, Illinois. En conversación con sus compañeras hermanas dominicanas, descubrió que ellas también habían recurrido al internet en su búsqueda inicial de una comunidad.

Dijo ella, “Un sinfín de hermanas en mi comunidad tampoco crecieron junto a hermanas. La manera en que se encontraron con nuestra comunidad fue a través del internet.”

La importancia del internet fue confirmada por un nuevo estudio, el primero de su tipo encargado por el Ministerio de Vida de una Monja y financiada por la Fundación Conrad N. Hilton.

La mayoría de las congregaciones tienen una presencia en línea, encontró el estudio, pero muchos tienen espacio para expandirse. Un comunicado de prensa señaló:

Instituciones reportan que en particular sus promotores vocacionales están “muy” ansiosos por aprender más sobre presencia en línea. Desean estar presentes y conectar con mujeres jóvenes en redes sociales. Al mismo tiempo, sin embargo, hay numerosos desafíos.

  • Instituciones están en línea, pero típicamente no en los canales sociales más utilizados por una población más joven que podrían estar considerando vida religiosa.
  • Instituciones son mucho menos probables a usar plataformas sociales como Pinterest (14%), Snapchat (4%), o salas de chat (4%) – aquellos que son populares con poblaciones más jóvenes.
  • Mientras una abrumadora mayoría de los institutos encuestados tiene una presencia en línea, es sobre todo su propio sitio web (92%) o Facebook (70%)

El estudio de investigación demuestra de instituciones valoran medios sociales como manera de entender a la juventud de hoy. Las Hermanas Dominicanas de la Paz son un caso en punto.

Cada día, un miembro de las Hermanas Dominicanas de la Paz chequea la página de Facebook de la congregación para revisar comentarios y responder a mensajes de los usuarios. La congregación es también activo en Twitter, Instagram, y YouTube. Mantiene un sitio web y blogs y compra publicidad en línea.

“Redes sociales permiten al discernidor a interactuar con nosotros a un ritmo y distancia que ellos encuentran cómodo,” dijo Hermana Dominicana June Fitzgerald, ministro vocacional para las Hermanas Dominicanas de la Paz en New Haven, Conn. “Pueden publicar, responder, enviar un mensaje – o simplemente leer, observar y aprender. Ser parte de un medio que usan cada día ayuda a reforzar el mensaje que podrían estar recibiendo en sus corazones y crea una manera no amenazante para aprender más y hacer preguntas.”

Para descargar los resúmenes ejecutivos de este estudio, haga clic aquí.

About Christina Capecchi

Christina Capecchi is an award-winning journalist from Inver Grove Heights, Minn. She is the author of the nationally syndicated column “Twenty Something,” which appears in more than 50 Catholic newspapers across the country. Her writing has appeared in The New York Times, The Huffington Post, The Washington Post, America, The Chicago Tribune, The Star Tribune and The Pioneer Press. She also provides contracted editing and writing services. She holds a master’s degree from Northwestern University’s Medill School of Journalism and a bachelor’s from Mount Mercy University.