¡De tiempo completo en los asuntos de mi padre!

Haga clic aquí para ver la versión original en inglés.

Estas palabras reflejan la forma como descubrí que Dios me estaba llamando a la vida consagrada.

Trabajaba como maestra en un preescolar, me encantaba observar en el rostro de los niños la alegría de ver todo nuevo, por la noche estudiaba la Lic. en Matemáticas, daba clases de regularización a niños con problemas de aprendizaje, participaba en el grupo de jóvenes de mi parroquia y algunos domingos veía los misioneros que daban su testimonio alegre de servir a la gente más pobre en lugares de misión. Al mismo tiempo experimentaba un vacío en mi interior algo me faltaba…meditando, reflexionando en lo que me daba vida, en un retiro de jóvenes expresé: quiero dedicarme de tiempo completo a las “cosas de Dios” ya no deseaba vivir mi vida con tantos asuntos que me distraían el que Dios fuera el centro de mi vida.

 

Participé en retiros vocacionales, conocí varias congregaciones religiosas y la alegría de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado, sus ministerios y espiritualidad me cautivaron.

Ingresé a la Congregación el 2 de septiembre de 1984 como a las 8 de la mañana en la Ciudad de Querétaro, Qro. He vivido mi consagración desde la Espiritualidad de la Encarnación, esto es descubrir en las personas la presencia de Jesús, El Verbo Encarnado, de manera especial en las personas que sufren.

Al compartir la fe en la vida comunitaria y en cada Ministerio el Señor ha colmado de alegría mi ser; sé que él ha estado conmigo a donde quiera que he sido enviada. Puedo compartir mil historias de los 6 años de ministerio en “Centro Mujeres Tonantzin” en Ciudad Juárez, Chih. Con las mujeres en la cárcel contemplando que en el dolor que causa la privación de la libertad Dios nos hace libres, que desde allí alabamos a Dios de muchas maneras: con la formación de un coro, preparando bautizos de los niños que allí vivían; en la elaboración de manualidades; también, lo bendecimos en los actos litúrgicos, retiros de Semana Santa y con nuestra vida diaria, perdonando de corazón a las personas que quizás debían estar cerca pero que no se hicieron presentes en esas situaciones de soledad, abandono, crisis. Viviendo el viacrucis de los migrantes, niños solos, experimentar el dolor de las familias que perdieron un ser querido especialmente el dolor de las madres que sufrieron el asesinato de sus hijas. Dios está presente. Todo esto en Ciudad Juárez, Chih.

En cada lugar de misión, donde las personas necesitan ser escuchadas, sanadas por el Amor Salvador y Misericordioso del Verbo Encarnado, allí somos enviadas y Él está presente.

Mi ministerio en el área de Educación me ha brindado una experiencia plena; como comunidad educativa trabajamos juntos para que la presencia del Verbo Encarnado fuera tangible esto fue en todos los niveles, con las directoras, el personal docente, padres de familia, todos los colaboradores y de manera especial los niños y niñas que son la causa de nuestra dedicación, por ellos, por su futuro y el futuro de nuestra sociedad estamos consagradas, Dios los ama y nosotros también.

Hoy como directora de vocaciones aquí en San Antonio, TX doy gracias a Dios por la hermosa y enriquecedora oportunidad de servir a los grupos de las parroquias que me han invitado, puedo mencionar San Vicente de Paul, San Miguel, Santa Juana de Arco, El grupo de adultos jóvenes de Santa Cecilia en Houston, grupos de jóvenes que se reúnen para crecer en la fe; Life awarnesses, Vengan y Vean, Come and See, retiros vocacionales, participar de las actividades que nuestra Arquidiócesis promueve y de ser parte del comité de vocaciones, todo esto nos enriquece a todos y todas.

¡Estoy de tiempo completo en los asuntos de mi padre y estoy feliz!

El secreto ha de ser que como religiosas dedicamos tiempo privilegiado para “estar con Dios” esto es la oración personal diaria, la oración comunitaria, los retiros mensuales y anuales Él es mi Señor el que me ha llamado, y sigo respondiendo cada día: ¡Aquí estoy Señor! Para hacer tu voluntad.

Si experimentas la inquietud por conocer la Vida Religiosa, no lo dudes, Dios está tocando la puerta de tu corazón, ¡respóndele! Sr Marichui Bringas ccvi

About Sor Marichui Bringas, CCVI

María de Jesús Bringas, (Hermana Marichui Bringas) Nací en Torreón Coahuila, México, pertenezco a una familia numerosa, antes de ingresar a la Vida Religiosa trabaje como maestra en Preescolar. Experimenté el llamado a la vida religiosa apostólica e ingresé a la Congregación de Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado el 2 de septiembre de 1984. Viví mi primera etapa de formación religiosa en la ciudad de Querétaro, Qro. Profese mis primeros votos el día 15 de agosto de 1987 y votos perpetuos el 15 de agosto de 1992. He vivido mi vocación en la vida apostólica en el ministerio de Educación, Pastoral Social (misiones) y Pastoral Vocacional. Los servicios al interior de la Congregación me han dado la oportunidad de servir y conocer nuestras comunidades en Perú, Zambia, África, México y Estados Unidos. Me siento agradecida de ser parte del NCSP promoviendo ¡Vocaciones Hispanas! Maria de Jesus Bringas, (Sister Marichui Bringas) I was born in Torreon, Coahuila, a city in the North of Mexico. I belong to a big family. Before I entered the Religious life I worked as a teacher in a Kindergarten. During this time I experienced the call the Apostolic Consecrated Life and I entered the Congregation of the Sisters of Charity of the Incarnate Word, on September 2nd 1984. My initial formation as a sister took place in the City of Queretaro, Qro. I made my temporary vows on August 15th 1987 and my perpetual profession on August 15 1992. My vocation as an Apostolic Religious sister was fulfilled by working in the ministry of Education, Social Work and Vocation ministry. Being a member of the Congregation of the Sisters of Charity of the Incarnate Word has given me the opportunity to serve with and know our communities in Peru, Zambia, Africa, Mexico and USA.I am glad to be part of NCSP, which promotes Hispanic Vocations.